jueves, 7 de febrero de 2008

Programa 212: "Trasvases y demás cuentos"

¡La que se ha montado con las declaraciones de ayer del señor Biel en Valencia a raíz del dichoso trasvase! Esta palabra es como una epidemia para algunos y un chollo para otros. Vergüenza -hablemos claro- dan los dos grandes partidos. Uno, por la incapacidad de aclararse y defender una postura. El otro, por el uso de la palabra trasvase como arma arrojadiza, después de no haber dado un palo al agua -mejor dicho "sobre el agua"- en cuatro años.
La culpa no sólo es de ellos, también es de nosotros, los ciudadanos, que no tenemos ni idea de qué es eso de un trasvase. Nos quedamos con el absurdo "nos quitan lo nuestro" como si por algún remoto derecho el Ebro fuera sólo de nuestra propiedad. Aplicando esa idea, habría que quejarse en el mismo tono por la deuda histórica, la vergüenza de los bienes de la Franja, la falta de museos en el año de la Expo, los problemas en los trenes a raíz de lo ocurrido en Barcelona -¿se ha quejado alguien?- la despoblación y una larga lista de asuntos. Ahí sí que nos quitan lo nuestro de verdad, pero el eslogan no ha quedado tan redondo como el del trasvase.

1 comentarios:

El hijo del capitán dijo...

Dos cosas me inquietan:
1.- Que la denominación de origen zaragozana pase por estar en contra del trasvase, a favor de Gran Scala y con el corazón en la Expo.
2.- Que el maquinista esté tan preocupado por la falta de museos. Eso sí que es rompedor. Bueno, a mí me rompe...

Propongo sumar a la lista de quejas la condena al exilio del rastro (¿ya nadie se acuerda?), el diseño de las farolas del Paseo Independencia y la inactividad después de la acuciante necesidad de metro/tranvía para la ciudad