miércoles, 14 de noviembre de 2007

Programa 162: "Ya vale de pedir cosas en bolas"

Empiezo a estar harto de encontrarme siempre con la típica noticia de que alguien se despelota para pedir o exigir algo. Hoy, mirando algunos diarios, me he topado con las falleras Valencianas y con unas madres de un pueblecito de Salamanca llamado Serradilla del Arroyo. Me quedo con estas. Son siete y deciden pedir por medio de un calendario que ellas llaman “erótico” –cosa que habría que discutir- un local de ocio para sus hijos.
Empieza a ser un recurso demasiado típico este de pedir las cosas como nuestra madre nos trajo al mundo. Llega a ser vulgar y falto de originalidad. Además, en el fondo, es una pequeña –si quieren mínima- prostitución del cuerpo, aunque suene feo decirlo. Además, una vez más, hay que recordar aquello de que el fin no justifica los medios.

4 comentarios:

Cris dijo...

Esa última frase es teoría pura y dura, del estilo "lo importante es participar" y esas cosas.
Estoy completamente de acuerdo que esos calendarios están desfasados ya. Ahora casi que venderían más si los hiciesen con ropa. Pero vuelvo a lo mío: yo tengo fines que justifican (para mí, claro está) todos los medios.

El hijo del capitán dijo...

A mí me tiene cautivado lo de las falleras.
Unir “fallera”, “como Dios la trajo al mundo” y “sexy” tiene que ser como hacer punto de cruz con guantes de boxeo.
Claro, siempre puedes acabar dando alguna puntada.

Anónimo dijo...

Como estarán las señoras de Serradilla para haber encendido esta crítica de Juan Luis...

Si hubieran sido las vecinitas del FHM...

marmota dijo...

No tengo nada en contra de los calendarios de desnudos, pero es cierto que empieza a resultar cansino. Ya no creo ni que cumpla su objetivo de llamar la atención, porque hay uno nuevo cada semana.