lunes, 5 de noviembre de 2007

Programa 154: "America sí o no"

Parece que de un tiempo a esta parte lo americano ya no gusta tanto. Se puede percibir un cierto movimiento en contra de lo que se ha dado en llamar “imperialismo yanqui”. Cuando yo era un crío, lo americano era lo máximo: el baloncesto de la NBA, el Equipo A, el coche fantástico… Todo eso nos encantaba.
Sin embargo, ahora parece que lo americano ya no gusta tanto. De pronto, los norteamericanos han dejado de ser los buenos de la película. Los que así lo argumentan tienen muchas razones. Sin embargo, tal vez sólo sea una corriente superficial, porque seguimos imitando a los americanos en muchos aspectos. Miren, por ejemplo, la noche de Halloweeen.

3 comentarios:

Chorche dijo...

Curiosamente la costumbre de la calabaza para Halloween no es estadounidense, sino europea. En algunos pueblos aragoneses (por ejemplo, pero no sólo, en el Somontano de Barbastro), se hace desde hace siglos. Coincide la recolección de la calabaza y la necesidad de honrar a los muertos. La forma redonda de la calabaza facilita la tarea. Desde hace siglos se dibujan caras en las calabazas en estas fechas. Esa costumbre, compartida con países como Irlanda o Escocia, se exportó a Estados Unidos, de donde nos viene ahora reconvertida en evento comercial.

marmota dijo...

Los orígenes de Halloween son europeos, pichón! No te parece sospechosa la curiosa similitud con la noche de las animas del Somontano, por ejemplo?
En cuanto a lo de Estados Unidos, está claro que tiene que ver con aspectos políticos, económicos y sociales que causan rechazo, aunque no creo que tenga mucha incidencia real.

marmota dijo...

Ah, se me han adelantado con lo de Halloween! :)