miércoles, 26 de diciembre de 2007

Programa 188: "Orgullo y satisfacción"


Parece que en estos tiempos en los que vivimos, en esta democracia televisada, nos resulta imprescindible pasar los momentos más familiares con la televisión encendida. Es como un miembro más de la familia, aunque no se le pone plato. En una de estas, me encontré con la imagen de Don Juan Carlos hablándole a la cámara, es decir, a los que lo estuvieran viendo en su tradicional mensaje de Navidad.
EN mi hogar, y supongo que en muchos otros, alguien dijo “a ver si dice eso del ‘por qué no te callas’, y provocó las risas del resto. No es extraño. En este año, el Rey ha conseguido llegar a más gente con esas cinco palabras que en muchos años de aburridos discursos. Sin embargo, el aburrido discurso en la forma, tiene su contenido en el fondo. Nos quedamos con una de las cosas que pidió el Rey: que los políticos vuelvan a entenderse. Por lo tanto, que los ciudadanos sepamos exigírselo.

2 comentarios:

MalBicho dijo...

aupa el maquinista, la general, y los "cara a cara" con octavio. en serio, tiene un algo que engancha...

Anónimo dijo...

Sois los peor, anti-monárquicos inclusive. Esa tele, si se le puede llamar así, debería perder la señal por las tardes...